CMYK - RGB

Modos de Color en Diseño Gráfico (CMYK y RGB)

En diseño gráfico trabajamos con diferentes modos de color, en este caso vamos a ver el CMYK y el RGB, ¿para que sirven y como lo usamos?

El modo de color RGB (Red, Green and Blue) es también conocido como Colores Luz o Colores Aditivos, este modo de color solo lo utilizaremos para trabajar imágenes que se verán en pantalla exclusivamente, nunca para impresiones o cualquier tipo de aplicación impresa ya que no son colores pigmento, son luces de colores, se conoce como colores aditivos porque conforme vamos añadiendo luz el color que conseguiremos es el blanco, el resultado de mezclar una luz roja, una verde y una azul, es luz blanca y si quitamos todos los colores de luz el resultado es el negro. A la hora de realizar un proyecto tenemos que estar muy atentos a elegir bien el modo de color, si estamos diseñando algo para pantalla como pueda ser un banner publicitario, una aplicación móvil, una página web, un vídeo corporativo, etc... Siembre hemos de seleccionar el modo de color RGB, de lo contrario tendremos problemas con la reproducción de los colores y el resultado no será el que nosotros deseamos.
Como es posible que un trabajo nuestro sea reproducido en diferentes pantallas de diferentes calidades, en proyecciones o en monitores de composiciones diferentes debemos usar el modo de color sRGB que es un modo de color RGB pero reducido, esto nos permitirá que sea visualizado correctamente en cualquier dispositivo del mercado. Si trabajamos con Photoshop o Illustrator podremos seleccionar el modo de sRGB a la hora de exportar el documento.

El Modo de color CMYK (Cian, Magenta, Amarillo y Negro) es el modo que utilizaremos para diseñar cualquier proyecto que vayamos a imprimir también se conoce como modo de color sustrativo o color pigmento, el espectro del color del CMYK es menor que el del RGB por eso no podemos imprimir colores que si podemos ver en pantalla como por ejemplo fluorescentes o colores muy luminosos. En un principio este modo de color era solo CMY pero la mezcla de estos tres colores pigmento no permitían conseguir un negro puro, por lo que posteriormente se añadió la K, que es el negro.

En Resumen: si vas a diseñar algo para pantalla, usa el RGB y si vas a diseñar para imprimir usa el modo de color CMYK.